Desgravar Gastos de Cancelación Hipotecaria

En España, los gastos de cancelación de hipoteca pueden incluirse en la deducción por inversión en vivienda habitual, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos. Los gastos deducibles pueden ser los intereses del préstamo, gastos de notaría, registro de la propiedad, gestoría, e impuestos asociados como el impuesto sobre actos jurídicos documentados (IAJD).

La base máxima de deducción para inversiones en adquisición, rehabilitación o ampliación de la vivienda usual es de 9.040 euros anuales. Este límite es único para el conjunto de los conceptos de inversión y se aplica en idéntica cuantía en tributación conjunta. Es importante destacar que no todos los gastos son deducibles. Por ejemplo, los gastos de cancelación anticipada, como comisiones por cancelación anticipada o por subrogación de hipoteca, no son deducibles. Aquí te explicamos qué paso con desgravar gastos de cancelación Hipotecaria.

Índice de Contenido
  1. La Nueva Realidad: Sin Deducción de Gastos de Cancelación
    1. Un Antes y un Después
    2. Las Consecuencias de la Eliminación
  2. Alternativas para los Hipotecados
  3. Conclusión

La Nueva Realidad: Sin Deducción de Gastos de Cancelación

En 2013, el gobierno español eliminó la posibilidad de deducir los gastos asociados a la cancelación de una hipoteca. Esta medida, que afectó a miles de hipotecados, se basó principalmente en dos razones:

  • Reducir el déficit fiscal: El gobierno buscaba reducir el gasto público y esta deducción significaba un desembolso considerable para las arcas del Estado.
  • Promover la compra de viviendas sin hipoteca: Se pretendía incentivar la adquisición de inmuebles sin necesidad de financiación, impulsando el ahorro previo.

Un Antes y un Después

Previo a 2013, los hipotecados podían deducir hasta un 15% de los gastos de cancelación, incluyendo intereses, capital amortizado, gastos de gestoría, notario, registro y otros. Esta deducción representaba un alivio significativo para quienes habían adquirido una vivienda con financiación.

Las Consecuencias de la Eliminación

La eliminación de la deducción ha tenido un impacto considerable en el sector inmobiliario y en los hipotecados:

  • Mayor costo de cancelación: Los hipotecados ahora deben asumir la totalidad de los gastos de cancelación, lo que representa un desembolso importante.
  • Menor atractivo de las hipotecas: La eliminación de este beneficio ha hecho que las hipotecas sean menos atractivas para algunos compradores potenciales.
  • Efecto disuasorio para la cancelación anticipada: Algunos hipoteados podrían optar por retrasar la cancelación de su hipoteca para evitar asumir los gastos completos.

Alternativas para los Hipotecados

Si bien en España desde el año 2013 ya no es posible deducir los gastos de cancelación de hipoteca, existen algunas alternativas que pueden ayudarte a reducir el impacto de estos costos:

1. Negociar con el banco:

  • Es posible negociar con la entidad financiera la reducción o eliminación de algunos gastos asociados a la cancelación, como los aranceles notariales o de registro.
  • Ten en cuenta que las posibilidades de éxito en la negociación dependerán de tu perfil como cliente, del banco y de las condiciones específicas de tu hipoteca.

2. Deducir gastos previos a 2013:

  • Si los gastos de cancelación se generaron antes del 1 de enero de 2013, aún podrían ser deducibles en la declaración de la renta del presente ejercicio.
  • Para ello, es importante conservar la documentación que acredite los gastos incurridos, como facturas, recibos y certificados.

3. Amortizar parte de la hipoteca antes de cancelarla:

  • Si tienes la posibilidad, amortizar parte del capital de la hipoteca antes de cancelarla te permitirá reducir el importe sobre el que se aplican los gastos de cancelación.
  • De esta manera, el costo final de la cancelación será menor.

4. Buscar financiación alternativa:

  • En algunos casos, puede ser conveniente solicitar un préstamo personal para financiar los gastos de cancelación y, posteriormente, amortizarlo con el dinero que se obtenga de la venta de la vivienda.
  • Esta opción podría ser viable si la diferencia de intereses entre el préstamo hipotecario y el personal es significativa.

5. Consultar con un asesor fiscal:

  • Es recomendable consultar con un profesional especializado en fiscalidad para analizar tu caso particular y explorar las alternativas más convenientes para ti.
  • Un asesor podrá ayudarte a determinar si existen otras deducciones o beneficios fiscales aplicables a tu situación.

Recuerda:

  • La información en este artículo es de carácter general y no pretende ser un sustituto del asesoramiento profesional.
  • Es importante que consultes con un abogado o asesor fiscal para obtener información precisa y actualizada sobre tu caso particular.

Conclusión

La eliminación de la deducción de gastos de cancelación de hipoteca ha supuesto un cambio significativo para los hipotecados en España. Si bien existen algunas alternativas para reducir el costo de cancelación, es importante estar informado sobre la normativa vigente y consultar con un profesional para analizar cada caso particular.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Desgravar Gastos de Cancelación Hipotecaria puedes visitar la categoría Hipotecas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir